Archivo de la categoría: Materiales reciclados

zapatero reciclado

Fabricar zapatero con materiales reciclados

Hoy os traigo un manual para que vosotros mismos podáis fabricar un zapatero con materiales reciclados. En mi caso, lo he hecho con un somier de Ikea, pero perfectamente se puede hacer con palets, o cualquier material que se le parezca.

Siempre me gusta reciclar materiales ya que por un lado contribuyo a ser más sostenible, me ahorro unos euros y porque no, me divierto haciéndolo.

¿Qué haremos?

Como decía, lo que vamos a fabricar es un zapatero de madera. Las medidas de este será de 80 cms de alto x 50 cms de ancho x 35 cms de fondo. Estas medidas son prácticamente estandar, sin embargo, todo va a gusto del consumidor y pueden modificarse a tus necesidades.

¿Qué necesitaremos?

Para fabricar nuestro zapatero con materiales reciclados, lo primero que necesitaremos será materia prima. Por mi parte he utilizado las maderas de un somier de Ikea que he reciclado, aunque se puede emplear cualquier material que se le parezca como los palets, listones…

Por otro lado, he utilizado tornillos, cola, broca de madera… Todo ello lo he adquirido en la ferretería cercana a mi casa que seguro todos tenéis y en la que me han atendido de maravilla, mis amigos de cadena 88 que por cierto son unos profesionales y tienen muy buenas ofertas.

Para ser más exacto, describo los materiales que he utilizado:

  • 4 listones de madera de 80 cms de largo x 8 cms de ancho x 2 cms de grueso.
  • 6 listones de madera de 50 cms de largo x 8 cms de ancho x 2 cms de grueso
  • 20 listones de madera de 35 cms de largo x 8 cms de ancho x 2 cms de grueso
  • 12 tornillos de 50 mm x 4 mm
  • 4 tornillos de 35 mm x 3.5 mm
  • Cola blanca

Las herramientas que he utilizado han sido:

  • Sierra de madera
  • Destornillador de estrella
  • Cinta métrica
  • Broca de madera y máquina de taladrar (esto se puede hacer también con clavos y no tenemos que taladrar)

Pasos de fabricación

En primer lugar, debemos limpiar los listones que hemos reciclado (quitar los clavos, lijar para eliminar astillas y limpiarlos,…)

zapatero reciclado listones

El siguiente paso será cortar las piezas a medida si no lo están. El ancho que he realizado yo (realmente he fabricado dos porque tenía mucho material) ha sido de 50 cms, por lo que las piezas las he cortado de 46 cms (46 cms + 2 de grueso por cada lado = 50 cms ancho total)

Luego empezamos con el marcado de las piezas. En mi caso, lo he realizado de 2 pisos de 30 cms más la planta superior y he dejado una altura de 8 cms hasta el suelo para poder limpiar por debajo, aunque esto cada uno decidirá como lo quiere.

marcado de listones

Marcado todo, ahora toca agujerear y montar el armazón. En este caso, me gusta hacer dos agujeros por cada unión para que quede más resistente.

agujereamos listones

Una vez tenemos todo agujereado, (realmente esto podemos ir haciéndolo conforme vamos montando) toca montar los armazones. Para ello, aplicamos cola en las testas y lo unimos con los tornillos.

encolado listones zapatero

Es importante que cuando tengamos montado el armazón, midamos con la cinta métrica las diagonales desde cada esquina, de esta manera, comprobaremos que los armazones están a escuadra.

montaje armazón zapatero

Por último, sólo nos queda montar el conjunto. Cogemos los dos armazones, y los unimos con los listones que harán de base. En mi caso, sólo he unido con tornillos los dos laterales de la planta superior y los dos de la planta inferior, El resto, los he unido con adhesivo.

acabamos zapatero reciclado

Finalmente, se puede aplicar barniz, laca del color que nos guste… En fin el acabado que queramos darle. En nuestro caso, como las piezas estaban barnizadas, nos gustó así, por lo que no tuve que hacer nada más.

El resultado final podéis verlo vosotros mismo, la verdad es que no está nada mal ¿verdad?

zapatero con materiales reciclados
zapatero con materiales reciclados

Para finalizar

Como podéis ver no es complicado reciclar materiales y poder darle un nuevo uso con un poco de imaginación. Además, es una buena excusa para pasar un rato en familia haciendo partícipes a lo pequeños de la casa.

Por lo tanto, no tenéis excusa y recuerda lo que siempre digo «Si quieres puedes, disfruta haciéndolo tú mismo».

¡¡¡ Hasta la próxima!!!