seleccion-termos

¿Cómo elegir el mejor termo eléctrico?-Actualizado 2021

¿Estás pensando en instalar un termo eléctrico? ¿No sabes que modelo ni que características debes escoger? ¿ya lo tienes y te gustaría saber que mantenimiento debes darle? No te preocupes, con esta guía te ayudaré a a elegir el mejor termo eléctrico.

Has pensado en instalar un termo eléctrico pero te surgen todas estas dudas: que tipos existen, que características son las más adecuadas para cubrir mis necesidades, que modelos son los más recomendables…

Lo cierto, es que los termos eléctricos han evolucionado mucho en los últimos tiempos, y surgen infinidad de dudas en cuanto a los aspectos que hay que considerar en el momento de elegir el modelo más adecuado. No te preocupes, en esta guía, intentaré orientarte para que puedas escoger el modelo que mejor se adapte a tus necesidades.

Por lo tanto, en este artículo te describiré:

¿Qué es un termo eléctrico?

Un termo eléctrico, es un aparato eléctrico de producción y almacenamiento de ACS, lo que es lo mismo, que sirve para producir y almacenar agua caliente sanitaria.

Las principales ventajas que tiene frente a los calentadores convencionales son:

  • Puede almacenar una cantidad de agua lista para su consumo al instante.
  • No dependen de combustibles fósiles como son el gas, el butano, el propano o el gas-oil.
  • Su mantenimiento es muy económico.
  • Puede instalarse asociado a un sistema de captación térmico solar.
  • No precisa de una presión mínima para funcionar.

Por otro lado, tiene alguna desventaja frente a los calentadores convencionales como puede ser el tiempo que necesita para calentar el agua.

Existen de diferentes tamaños, sistemas de instalación y calidades.

Vayamos por partes.

¿Qué tipos de termos eléctricos existe?

A la hora de clasificar los termo eléctricos, podemos hacerlo por capacidad, dimensiones, colocación, clasificación energética, característica especiales (digital o analógico, tecnología SMART, híbridos, con bomba de calor, reducidos, función boost, resistencias mejoradas…).

Como se puede observar, existen una inmensa cantidad de características que nos pueden crear muchas dudas en el momento de decidirnos. Por ello, en esta sección, se describen las características con el objetivo de poder orientarnos en la selección y poder elegir el mejor termo eléctrico.

Si quieres adelantarte y ver una selección de termos eléctricos y comparar, te dejo los links donde mejor precio puedes encontrar:

En cuanto a la capacidad, disponemos desde aparatos de 15 hasta 300 litros, siendo los más comunes los de 80 y 100 litros. En el momento de elegir la capacidad necesaria, tendremos que atender a las necesidades que queremos cubrir. Sumado a esto, tendremos en cuenta la tecnología que emplean los modelos existentes y el presupuesto que tenemos para gastarnos.

Las dimensiones vendrán determinadas por la capacidad y la tecnología que monten. Los encontraremos desde 45cms hasta más de 80cms. En cuanto al fondo, será un poco de lo mismo, existiendo modelos que van desde los 35cms hasta los 50cms.

Otro aspecto es la orientación. Existen modelos para instalar de forma vertical u horizontal y dependerá del espacio que tengamos para instalarlo.

Atendiendo a la clasificación energética, hay que partir de la base que los termos eléctricos producen agua caliente mediante una resistencia. Sin embargo, aunque todos funcionen de la misma forma, existen más o menos eficientes y tienen una clasificación energética.

Como cualquier electrodoméstico, encontramos que existen modelos de clasificación A, B, C y D y como es conocido por todos, la A serán los más eficientes y, los que se encuentran en la clasificación energética D, los que menos. Puedes ver una selección de termos eléctricos filtrada por clasificación energética en leroyMerlin

Además, desde hace unos años, muchos modelos ya incorporan la opción de asociarlo a una instalación térmica solar, por lo que, si existe la posibilidad, es un punto a favor que nos hará ahorrar bastante, además no es necesario mencionar que nos vinculamos con el medio ambiente siendo más eco-friendly.

Si prestamos atención a las marcas, en este punto hay que tener en cuenta que, en un futuro, necesitaremos recambios y aunque existen muchos accesorios universales, siempre es conveniente escoger un fabricante o una marca que nos de la confianza de encontrar los repuestos.

Puedes ver una gran selección de termos eléctricos por marcas en manomano

En cuanto a la clasificación por características especiales podemos encontrar:

  • Digital o analógico. Como en casi todos los aparatos electrónicos, encontramos una diferencia en cuanto a la información y la interacción que tenemos con el aparato. Los termos con displays digitales, nos informará de una forma precisa de la temperatura de consigna al igual que nos brindan más información y opciones como programación, horarios de conexión… Por el contrario, los del tipo analógico, no nos permiten tanta interacción ya que habitualmente sólo nos dejará asignar una temperatura de consigna aproximada. Aquí puedes ver una selección de termos eléctrico digitales .
  • Con tecnología SMART. ¿Qué esto de la tecnología SMART?. Digamos que es el último avance en sistema de producción de agua caliente sanitaria. Cada vez más fabricantes, incluyen una tecnología de aprendizaje sobre los hábitos de consumo. El equipo, va memorizando la cantidad de agua que se gasta, en que momento, a que temperatura… Por lo que aprende los hábitos de consumo, lo cual se traduce en un ahorro energético ya que él mismo equilibra sus tiempo de funcionamiento, la temperatura de consigna, los horarios de mayor demanda… Incluso existen algunos conectados a WIFI para que puedas interactuar con él y preparar el agua a la temperatura y en el momento deseado. También los hay que combinan la producción mediante resistencia eléctrica y aerotermia para ahorrar energía y el sistema SMART ajusta los porcentajes de producción en base a la cantidad de agua necesitada, temperatura de agua de entrada… En fin, un sistema inteligente. Aquí te dejo una selección de termos eléctricos con tecnología SMART.
  • Híbridos que combinan varias tecnologías de producción de ACS o, que siendo totalmente eléctricos, funcionan mediante dos etapas reduciendo el tiempo necesario para la producción y reduciendo sus dimensiones. Los hay que combinan solar-eléctrica, aerotermia-eléctrica, doble depósito…Si te interesa, puedes ver diferentes modelos de termos híbridos.
  • Compactos. Un problema que han tenido siempre los termos eléctricos son sus grandes dimensiones. Para sustituir a un calentador de 11L por ejemplo, era necesario instalar un termo de 80L, el cual por sus dimensiones, no era fácil encontrarle un espacio para instalarlo. Los fabricantes, conscientes de este problema, a lo largo de los años han ido desarrollando tecnologías que permitieran reducir las dimensiones de los equipos. Los más habituales son los de doble depósito que permiten reducir las dimensiones prácticamente a la mitad, aunque también es cierto, que montan doble resistente por lo que el consumo, si bien bien no es el doble, se acerca bastante. El motivo que justifica el doble depósito, es el problema de la mezcla de agua conforme se va rellenando. Este sistema rellena el primer depósito, el cual precalienta el agua y lo pasa al segundo haciendo que no baje tanto la temperatura de la mezcla. En cualquier caso, si no disponemos de espacio, esta es una buena alternativa. Puedes echar un vistazo a la selección de termos compactos que he hecho.
  • Calentamiento rápido. Estos termos son los que montan la tecnología boost conocido en otros electrodomésticos, que traducido al español, son de calentamiento rápido. Su premisa es reducir el tiempo de espera en producir ACS. El principal motivo de instalación, es la reducción de dimensiones, ya que no es necesario acumular tanta agua lista para su consumo. El inconveniente es que, aunque cada vez son más eficientes, la velocidad se traduce en consumo eléctrico, un punto que hay que tener en cuenta. Si te interesa, puede ver la selección que he realizado de termos eléctricos con tecnología boost.
  • Resistencia envainada. Estos equipos no son nuevos, aunque lo cierto, es que cada vez más fabricantes están apostando por envainar las resistencia con motivo de protegerlos de la cal. Si en el lugar de la instalación, la calidad del agua tiene mucha cal, es un candidato perfecto para instalar. No quiere decir que la cal no le haga estragos, pero si que nos facilitará su mantenimiento, ya que nos da la posibilidad de limpiar la vaina o incluso cambiarla si es irrecuperable. Si te interesa más puedes ver la selección de termos con resistencia envainada que he realizado. Por cierto, en cuanto a la cal, es el enemigo numero 1 de los termos eléctrico, aunque existen accesorios, sencillos y económicos que funcionan muy bien (hablaré de esto en en un artículo exclusivo de instalación, reparación y mantenimiento de termos eléctricos).

¿Cómo debo elegir mi termo eléctrico?

Llegamos al punto en el que nos preguntamos ¿Cómo elijo el mejor termo eléctrico para cubrir mis necesidades?

Los aspectos que nos guiarán para elegir el mejor termo eléctrico serán: presupuesto, capacidad y dimensiones.(Este orden es aleatorio y dependerá de las necesidades de cada uno).

El primer aspecto será el presupuesto, tenemos que tener una idea de cuánto dinero queremos o podemos invertir en el equipo. El abanico de precios es bastante amplio, desde los 100€ de media para los más económicos hasta más de 2000€ en el caso de los más sofisticados. Lógicamente, esto se traducirá en un consumo menor pero ¿realmente lo vamos a amortizar?. A modo de ejemplo, los equipos con tecnología SMART que combinan la aerotermia, realmente tiene unos índices de consumo muy bajos, pero el coste del aparato dista mucho de una amortización real para el uso doméstico, son más adecuados para instalaciones como gimnasios, hoteles… Añadido al precio de compra, hay que tener en cuenta que el mantenimiento no será tan sencillo ni tampoco podrá alargarse tanto.

En segundo lugar, tendremos que ver las necesidades de producción que tenemos.

Lo primero que debemos considerar es la capacidad que necesitamos. Este aspecto es importante y es donde normalmente nos solemos equivocar. Hay que pensar que un termo eléctrico, a diferencia de un calentador instantáneo, precisa de cierto tiempo para calentar el agua y este, dependiendo de la temperatura de entrada del agua, tardará más o menos (lo que hay que tener claro es menos de una hora no nos la quita nadie).

Por otro lado, hay que tener presente que cuando consumimos agua caliente del termo, este se llena con agua fría mezclándose con la caliente que tenemos almacenada, por lo que bajará la temperatura.

Por todo ello, hay que ser realista con nuestro hábitos de consumo y considerar nuestras necesidades. A modo de ejemplo, hay que pensar que un grifo de ducha, por norma general tiene un caudal medio de 9 litro minuto. Atendiendo a estas recomendaciones, si realizamos unos sencillos cálculos, sabremos nuestras necesidades. Lógicamente, hay que tener en cuenta que todo el agua que consumimos no viene del termo y se mezcla con fría, si no nos coceríamos, por lo que podemos considerar la mitad de consumo (este cálculo está basado en una temperatura de consigna en el termo de 60 grados).

A modo de ejemplo:

necesidades ducha: 10 minutos * 9 litros/minuto / 2 = 45 litros.

Habitualmente se recomiendan: 50-80 litros para dos personas, entre 80-100 para tres y 100-150 para 4 personas. A partir de ahí la escala continua hasta llegar en muchos casos a los 300 litros (aunque no son muy comunes).

Por último, tendremos que atender a las dimensiones. En muchas ocasiones, no se dispone del espacio suficiente para poder instalar un termo de dimensiones convencionales y tenemos que ir a los compactos. Estos, dada la tecnología que montan, suelen ser un poco más caros.

No puedo olvidar comentar que, si tenemos la posibilidad de asociarlo a placas solares, escojamos un equipo que lo permita. El ahorro en verano es prácticamente total y en invierno reducirá más del 30% en cuanto a la energía necesaria para producir ACS, por no decir que ayudamos a cuidar el medio ambiente. Sin embargo, este aspecto tampoco debe rompernos la cabeza ya que podemos realizar la adaptación de cualquier termo para que se asocie con placas térmicas solares.

Otro aspecto a considerar será la orientación de instalación. Los hay de tipo vertical, horizontal y los que dan las dos posibilidades. Los más recomendables son del tipo vertical, por una cuestión de hidráulica y problemas con la cal, sin embargo todo será función del espacio que se tenga para instalarlo. Sin duda, un consejo es, que si tienes sitio para instalarlo de forma vertical te decantes por este, además existen más modelos y marcas que los comercializan. Pero sobre todo, hay que fijarse que necesitamos ya que no vale poner un termo en cualquier posición.

Por lo tanto, para un consumo doméstico, mi recomendación es que, en medida de las posibilidades, se instale termo digital incluso, por un poco más, tenemos algunos equipos con tecnología SMART que ahorraremos en consumo. De hecho, actualmente se está comercializando el termo ARISTON Velis WIFI que está muy bien de precio.

Disponible en leroyMerlin

Qué ventajas tiene un termo eléctrico frente a un calentador?

Cuando hablamos de ventajas, dependerá de nuestras necesidades y condiciones. Quiero decir, que algunas características se convertirán en ventajas o inconvenientes en función de nuestras posibilidades de instalación, hábitos de consumo, fuente de energía instalada… Por todo esto, más que hablar de ventajas, hablaré de diferencias entre un sistema u otro.

La principal diferencia que tiene un termo eléctrico frente a un calentador instantáneo, será la velocidad en calentar el agua y la inmediatez de disponer de esta. Porque no podemos caer en propagandas publicitarias y por muy rápido que sea un termo, un calentador siempre nos proporcionará ACS más rápido, realmente de forma inmediata. Sin embargo, esto no debe ser un condicionante si tenemos tiempo para que se caliente el agua, que de media será 1h. Este tiempo es el llamado tiempo de recuperación, que se entiende desde que se mezcla o vacía el termo hasta que lo tenemos a temperatura de servicio.

Otra diferencia, será la fuente de energía. Ya sea porque no existe la posibilidad de instalar gas o butano, porque no hay cédula, porque no llega la red de suministro o por la incomodidad de cargar con las bombonas de butano, esta es una buena opción para instalar.

En cuanto a este tema, muchas personas creen que un sistema eléctrico de agua caliente es más caro que uno de gas y, si a priori puede ser así, adaptando la tarifa eléctrica nos saldrá bastante más barato la producción con electricidad. A modo de ejemplo, podemos tener una tarificación nocturna y conectar el termo sólo por la noche ahorrándonos mucho dinero.

Otra característica que podemos considerar una ventaja, es la posibilidad de conectarlo a un sistema térmico solar que nos ahorrará bastante dinero. El tema de la producción de energía solar ha avanzado mucho en cuanto a tecnología y legislación (hablaremos de esto más extensamente en un próximo artículo) En la actualidad, podemos producir energía eléctrica y revertirla a red y esto, aunque sea de forma indirecta, también es un punto a favor en el momento de elegir aparatos eléctricos.

En cuanto al mantenimiento, las cosas se simplifican mucho (si hablamos de los sistemas convencionales), ya que no tienen mucho más que una resistencia, un ánodo y una válvula de seguridad. Las tareas de mantenimiento podemos realizarlas nosotros mismos, si lo necesitas te remito a nuestra guía de reparación y mantenimiento de termos eléctricos.

¿Dónde puedo comprar un termo eléctrico?

Actualmente podemos comprar un termo eléctrico en cualquier suministrador de fontanería, bricolaje y construcción. Sin embargo, he realizado una selección de los proveedores que más venden a nivel particular. Dado que es un sistema muy fácil de instalar, muchos usuarios «domésticos» se aventuran a comprar e instalar por su cuenta un termo eléctrico. Aquí te dejo una completa guía de instalación.

Tengo que decir, que aunque en opinión de muchos no es lo más justo, los proveedores habituales del canal electrónico, son los que mejores precios están dando. Sea por el volumen de ventas, o por ahorro en infraestructura, lo cierto es que los precios son muy competitivos. Esto non quiere decir, que se puedan encontrar mejores precios en proveedores habituales o encontrar alguna oferta interesante, pero por mi experiencia, no hay mucha diferencia y nos brinda la posibilidad de comparar varios proveedores a la vez.

La selección que os traigo es:

Dentro de esta selección, podrás elegir las características por la que necesites filtrar para encontrar el equipo que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Cómo se instala un termo eléctrico?

Llegamos al apartado de la instalación de un termo eléctrico. lo cierto que instalar un aparato de estas características no es difícil, sin embargo, hay un orden y una serie de consideraciones que tenemos que tener presentes.

Dado que queremos proporcionar una extensa y exhaustiva guía sin que falten detalles, lo mejor será hacer una artículo sólo para esto. Por todo ello, te remito a que consultes la guía de instalación, reparación y mantenimiento de un termo eléctrico.

recuerda «Si quieres puedes. Disfruta haciéndolo tú mismo«

¡¡¡nos vemos!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *